Logo Gov.co
Jueves, 29 de Septiembre de 2022

La mitad de Cundinamarca presenta conflicto de uso de suelos

imagen texto alternativo

Varias noticias llevó Juan Antonio Nieto Escalante, director general del Instituto Geográfico

Agustín Codazzi (IGAC), en su visita a esta Territorial, ubicada en la sede central en Bogotá.

Mayo 26 de 2014. El 51 por ciento de los suelos se han visto afectados por sobreutilización y

sobreutilización; este año se adelantará la producción cartográfica en un 46% a escala 1:25.000;

el IGAC realizará el levantamiento semidetallado en 266.929 hectáreas de páramos y humedales;

seis municipios se actualizarán catastralmente en 2014, y Cajicá es el municipio mejor avaluado,

en 3,98 billones de pesos.

De la misma manera, el Director General, en compañía del Director Territorial IGAC en

Cundinamarca, Luis Carlos Ramírez, escuchó atentamente algunas solicitudes y observaciones

para agilizar, optimizar y modernizar los procesos por parte de algunos de los 42 funcionarios y

282 contratistas que componen esta Territorial, ubicada en Sede Central en Bogotá, y que atiende

las necesidades catastrales, agrológicas y cartográficas de 116 municipios a su cargo.

1. Agrología: Empate técnico en el uso de suelos

Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), los suelos de este departamento están en

un “empate casi técnico”. En una mitad del territorio los agricultores hacen un uso adecuado de

las tierras y en la otra mitad reina la sobreutilización.

Contexto:

Cundinamarca, que cuenta con una superficie de 2.400.600 hectáreas, es conocido a nivel

nacional como uno de los departamentos más agropecuarios del país. Según el IGAC,

Cundinamarca cuenta con 1.541.595 hectáreas dedicadas la producción agrícola, ganadera y

explotación de recursos naturales (64 por ciento del departamento).

Así lo demuestran los grandes cultivos de flores para exportación y de productos como la papa, y

los terrenos exclusivos a la cría de ganado bovino, que cubren más del 60 por ciento de sus

coberturas. Debido a esto, sus suelos son vulnerables a presentar conflictos por la sobrecarga de

los sistemas productivos de los agricultores, lo cual podría poner en peligro la calidad de sus

suelos en el mediano plazo.

Con este panorama se pensaría que la mayoría del departamento ha sido afectado por el exceso

de la agricultura o la ganadería al granel. Sin embargo, de acuerdo con el estudio de conflictos de

uso del suelo del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Cundinamarca no se podría catalogar

como un departamento con suelos malos o buenos, ya que existe un “empate técnico”.

Conflictos de uso de suelo: El 51 por ciento de su área cuenta con conflictos de uso, tanto

sobreutilización como subutilización. El otro 49 por ciento presenta uso adecuado, es decir, con

coberturas vegetales que no han sido afectadas por los sistemas productivos. En pocas palabras,

los suelos de Cundinamarca están en el “limbo”.

A pesar de ser un departamento agropecuario, es destacable que algunos agricultores respeten

la vocación de los suelos y los recursos naturales. Sin embargo, las autoridades deben tomar

-

medidas sobre las zonas afectadas, para evitar que fenómenos como la sobreutlización colonicen

las áreas donde se da un buen uso”, explicó Nieto Escalante.

Causas: Las principales causas de que la mitad del departamento cuenta con conflictos en sus

suelos son la deforestación, el uso indiscriminado de las tierras de montaña y la ganaderización.

Sobreutilización, principal problema: es decir, donde se hace un aprovechamiento intenso de

los recursos naturales, sobrepasando su capacidad natural productiva. En Cundinamarca, este

fenómeno se identificó en un área aproximada de 797.974 hectáreas (33 por ciento del

departamento).

Subutilización: se presenta en un área de 438.281 hectáreas, 18 por ciento del total de tierras

del departamento.

Por su parte, las áreas prioritarias para la conservación y protección de los recursos naturales

suman un total de 684.928 hectáreas, 29 por ciento del departamento, y las de protección legal

171.917 hectáreas, 7 por ciento del área departamental.

A cuidar los ecosistemas: El IGAC adelanta el levantamiento de suelos semidetallados a escala

1:25.000 en 3,9 millones de hectáreas con áreas de influencia de páramos y humedales en

Colombia, con miras a que el Instituto Alexander von Humboldt delimite estos ecosistemas y no

sigan viéndose afectados.

Este año, en Cundinamarca el Instituto realizará este estudio en un área de 266.929,94 hectáreas

(146.672,62 hectáreas de páramos y 120.257,32 de humedales).

Para el estudio de páramos, el IGAC visitará 44 municipios: Bogotá, Arbeláez, Cabrera, Carmen

de Carupa, Chipaque, Choachí, Chocontá, Cogua, Fómeque, Fosca, Fúquene, Fusagasugá,

Gachetá, Guachetá, Guasca, Guatavita, Guayabetal, Gutiérrez, Junín, La Calera, Lenguazaque,

Machetá, Manta, Venecia, Pacho, Pasca, Quetame, San Bernardo, San Cayetano, Sesquilé,

Sibaté, Soacha, Subachoque, Supatá, Susa, Sutatausa, Tabio, Tausa, Tibirita, Ubaque, Ubaté,

Une, Villapinzón y Zipaquirá.

Para el estudio de humedales se realizará el levantamiento en 54 municipios: Bogotá, Anapoima,

Cajicá, Caparrapí, Carmen de Carupa, Chía, Chocontá, Cogua, Cota, Cucunubá, El Rosal,

Facatativá, Funza, Fúquene, Gachancipá, Guachetá, Guaduas, Guasca, Guataquí, Guatavita,

Jerusalén, La Calera, La Palma, Lenguazaque, Madrid, Medina, Mosquera, Nariño, Nemocón,

Paratebueno, Puerto Salgar, Quebradanegra, Apulo, Sesquilé, Sibaté, Simijaca, Soacha, Sopó,

Subachoque, Suesca, Susa, Sutatausa, Tabio, Tenjo, Tocaima, Tocancipá, Ubalá, Ubaté, Útica,

Villapinzón, Villeta, Viotá, Yacopí y Zipaquirá.

2. Geografía y Cartografía: Cundinamarca actualizará un 46% en escala 1:25.000

Actualización Cartográfica:

-

Cundinamarca tiene un total de 2.400.600 hectáreas: el 2,10% del área continental del país.

Bogotá es la ciudad más grande del departamento con 161.802 hectáreas. El municipio más

pequeño es Gachancipá, con 4.297 hectáreas.

Escala 1:100.000: Cundinamarca tienen un cubrimiento total a escala 1:100.000, útil para el

desarrollo de procesos zonificación ambiental, planificación y ordenamiento del territorio en un

contexto regional.

Escala 1:25.000: La actualización cartográfica a esta escala, realizada en el periodo de 2009 a

2013, está adelantada en un 53%. En 2014 se actualizará el 46% y en los años 2015 y 2016 el

1% restante. Esta escala sirve como insumo para la planificación del ordenamiento territorial a

nivel rural, identificación de las zonas de inundación y estudios de suelo.

3. Catastro: Seis municipios se actualizarán en 2014

Municipios actualizados en 2013

Durante 2013 el IGAC actualizó catastralmente Cajicá, Tocancipá, Fusagasugá, Viotá y Las

Palmas. En cuanto a su valor, Cajicá ($3,98 billones) y Tocancipá ($3,23 billones) se encuentran

en lugares privilegiados del escalafón de avalúo catastral: ocupan los puestos 15 y 17

respectivamente.

Municipios que se actualizarán en 2014

Durante 2014, el IGAC llevará a cabo la actualización catastral en zona rural y urbana de

Cachipay (4.737 predios), Chía (35.489 predios), Funza (19.349 predios), La Mesa (20.444

predios), Subachoque (7.116 predios) y Viotá (8.789 predios).

En la mayoría de los casos estaban desactualizados desde hace ocho o nueve años, como ocurre

con Chía y Subachoque en donde no se llevaba a cabo esta labor desde 2005. Cachipay se

encuentra desactualizado desde 2006, Funza desde 2008 y La Mesa desde 2009. En el caso de

Viotá, durante 2013 se actualizó en su zona urbana (2.190 predios) y este año se actualizará su

zona rural (6.599 predios), que se encontraban desactualizados desde 2005.

Última actualización Lun, 05/26/2014 - 11:05