Logo Gov.co
Martes, 27 de Septiembre de 2022

Codazzi, un pueblo que busca revivir su historia

imagen texto alternativo

·         Por primera vez los codasenses conmemoraron el natalicio del geógrafo y cartógrafo italiano Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti, quien falleció en el municipio que hoy lleva su nombre mientras adelantaba la comisión corográfica por la Costa Atlántica.

·         Juan Antonio Nieto Escalante, Director General de Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), en compañía de todo su equipo directivo, hizo entrega de un busto en honor al militar, donó cartillas educativas a los niños y participó en un conversatorio sobre la historia de este territorio caribeño.

El jueves 12 de julio parecía ser un día común y corriente en Agustín Codazzi, municipio del departamento del Cesar ubicado a 45 minutos de Valledupar, que fue conocido en la década de los 50 como la ciudad blanca de Colombia por sus extensos y tupidos cultivos de algodón.

Los locales comerciales abrieron sus puertas hacia las 7 de la mañana, como casi siempre sucede cuando las campanas de la Parroquia Nuestra Señora de La Divina Pastora resuenan. Las aves empezaron a cantar y abandonaron los palos de mango para buscar alimento, mientras las matronas, con rulos en sus cabezas y aún empijamadas, sacaron sus escobas para barrer los frentes de sus casas.

Bajo un cielo totalmente despejado y con un sol que ya indicaba que sería necesario cargar el paraguas, los más de 50 mil habitantes del municipio abandonaron sus hogares. Pero enseguida se percataron de que algo raro sucedía, ya que la mayoría de las calles del centro del pueblo, por donde transcurren sin cesar los mototaxis buscando pasajeros, estaban cerradas y repletas por miles de niños de colegio.

Curiosos por la anomalía, los codasenses se agruparon en las esquinas del centro, y bajo la sombra de algún árbol empezaron a “cotorrear” entre ellos para descifrar qué estaba sucediendo.

La multitud se dirigió hacia el hospital del pueblo, el cual funciona desde hace 50 años. Una de sus fachadas exhibía un nuevo y colorido mural con el rostro y el nombre del militar, cartógrafo y geógrafo Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti, mejor conocido como Agustín Codazzi.

Las caras de la mayoría de los codasenses no dieron señas de asombro o reconocimiento al ver la pintura o el nombre exhibido en el mural. Todo lo contrario, continuaban sumergidas en la incertidumbre. Los centenares de niños de colegio, algunos uniformados y otros con atuendos típicos del baile de la cumbia, también ignoraban de qué se trataba el acontecimiento, y solo estaban preparados para desfilar por las calles del pueblo.

El Alcalde del municipio Luis Vladimir Peñaloza y el Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) Juan Antonio Nieto Escalante, acompañado por todo su equipo directivo, se apoderaron de las sillas blancas instaladas al frente del mural, lo cual fue interpretado por los habitantes como un adelanto del Festival de música vallenata en guitarras, fiesta que tradicionalmente se celebra a mediados de agosto, o la llegada de alguna celebridad.

Pero estaban lejos de descifrar la realidad. Se trataba de la conmemoración de los 225 años del natalicio de Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti, nacido el 12 de julio de 1793 en Lugo (Italia), y quien murió el 7 de febrero de 1859 en Codazzi (antes Espíritu Santo), justo cuando adelantaba la Comisión Corográfica por las tierras del Caribe colombiano.

“Tenemos olvidada nuestra memoria histórica”, aseguró el Alcalde ante sus paisanos. “Ya pocos recuerdan el legado de Agostino Codazzi Bartolotti, una figura a la cual no solo debemos el nombre de nuestro municipio, sino que fue un hombre que aportó información fundamental para la geografía y cartografía del país. Por esta razón decidimos realizar por primera vez una conmemoración en honor a su nacimiento, y así evitar que su legado continúe desvaneciéndose en la memoria de los codasenses”.

Por su parte, el Director General del IGAC, entidad que al igual que Codazzi fue bautizada en honor al ilustre militar italiano, se encargó de informarles a los habitantes del municipio cuál fue el legado histórico que le dejó a Colombia y Venezuela.

“Tras la disolución de la Gran Colombia, se encargó de realizar el primer levantamiento para el mapa de Venezuela. Luego continuó su labor en territorio colombiano, comprometiéndose a elaborar el mapa corográfico de cada una de las 36 provincias. En 1850 inició la Comisión Corográfica, cuyo objetivo fue registrar los recursos naturales, topografía, clima, relieve y geografía humana. Exploró las regiones central y sur de Colombia, pero en 1859, mientras adelantaba su expedición por la Costa Atlántica, falleció a los 66 años en Espíritu Santo, al que hoy conocemos como Agustín Codazzi, donde al parecer vivió dos meses”.

Según Nieto Escalante, la Comisión Corográfica del experto italiano arrojó una información incalculable que sirvió como principal insumo para el mapa que hoy conocen los colombianos. Sus mapas fueron los oficiales hasta 1941, cuando terminaron de publicarse los elaborados por la Oficina de Longitudes, hoy IGAC. Lamentablemente, su legado tiene más peso en territorio venezolano”.

El Director del IGAC les recalcó a los sorprendidos codasenses la importancia de esta conmemoración. “Un pueblo que no conoce su historia está condenado a desaparecer. Estamos en la obligación de inculcarles a los más pequeños el amor por la lectura y el conocimiento de todos nuestros próceres, un trabajo que inicia en las escuelas y colegios. Hoy les hicimos entrega a más de 400 niños de uno de los planteles educativos de una cartilla lúdica en la cual pueden aprender de una forma divertida sobre la historia del país”.

Para el funcionario, Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti fue un personaje íntegro definido por la historia de Colombia y Venezuela como un militar de oficio, un viajero incansable y un geógrafo de corazón, “razón por la cual le presentamos a la Asamblea del Cesar un proyecto de ordenanza para crear una cátedra educativa exclusiva al legado de Agustín Codazzi, la cual si llega a ser aprobada garantizaría que su trabajo y obra no se pierdan y continúen en la memoria de los codasenses”.

Historia al son de cumbia y música

Luego de la clase magistral de historia sobre el legado de Agustín Codazzi, el pueblo se vistió de fiesta.

Liderados por el equipo directivo del IGAC, los miles de niños y jóvenes de las escuelas y colegios desfilaron por las calles del municipio en medio de una algarabía digna de un festival musical.

Bajo un sol que ya superaba los 36 grados centígrados, los más pequeños demostraron su talento para la cumbia y para tocar los instrumentos típicos de las bandas de guerra, como liras, trompetas y tambores.

Marcharon con la frente en alto exhibiendo carteles, afiches y pancartas con mensajes alusivos al cartógrafo italiano y a su pueblo, y agitando banderas del municipio, el departamento y el país.

Los codasenses salieron de sus casas y se dejaron contagiar por el espíritu de fiesta. Unos sacaron sus mecedoras para contemplar el desfile bajo las ramas de los árboles y otros se apoderaron de los andenes para aplaudir a los estudiantes.

El recorrido, de casi una hora, terminó al frente de la nueva Casa de la Cultura, en donde había una carpa para las intervenciones oficiales y una figura cubierta por una sábana blanca que parecía un fantasma.

El Alcalde fue el primero en tomar el micrófono para volver a dirigirse a sus coterráneos. “Estamos rescatando la historia de nuestro municipio. Esta nueva casa de la cultura se convertirá en un espacio para revivir nuestro pasado, por lo cual les hago un llamado para que la cuidemos y la aprovechemos de la mejor forma, y así conservar en todas las generaciones legados tan importantes como el de Agustín Codazzi”.

El Director del IGAC realizó otro recorrido a través de la historia. “El primer gran homenaje al célebre cartógrafo italiano se dio en 1950, cuando nuestra entidad adoptó el nombre de Instituto Geográfico Agustín Codazzi al cumplirse el primer centenario de la iniciación de la Comisión Corográfica. El segundo fue en 1958, cuando el sacerdote Leandro María de Algezares segregó al territorio de Espíritu Santo del municipio de Robles (hoy La Paz), al cual bautizó como Agustín Codazzi en honor al experto”.

A estos homenajes le siguió la creación de la Institución Educativa Agustín Codazzi en 1962, la cual desde 2002 exhibe en su entrada un monumento en homenaje al cartógrafo italiano, la cual antes estaba en la plaza central Alfonso Ávila.

Nieto Escalante, en compañía de su equipo directivo y funcionarios de la Alcaldía, se dirigieron hacia la imagen oculta bajo la sábana blanca. “Hoy le hacemos entrega al municipio de otro símbolo que honra a Agustín Codazzi. Se trata de un busto en su honor, elaborado por la escultora María Eugenia Plazas Uscátegui, idéntico al que tenemos en nuestra sede central en Bogotá. Con este homenaje queremos que su historia permanezca siempre fresca en los habitantes del pueblo”.

En la conmemoración del natalicio de Agustín Codazzi, el IGAC también le entregó al municipio un lienzo del ilustre italiano que será exhibido en la Casa de la Cultura. A su vez, participó en un conversatorio con maestros e historiadores expertos en su legado y presentó la exposición fotográfica “Ahí está pintado Codazzi”, obra que en 20 páneles plasma los cambios y trasformaciones topográficas, arquitectónicas y de infraestructura de esta zona del país y retratos del ingeniero militar.

A las 12 del mediodía, la normalidad se volvió a instalar en el pueblo. El comercio y el transporte pararon sus actividades, como es tradicional en los territorios de tierra caliente a esa hora. Sus habitantes se refugiaron en las casas para almorzar y hacer la siesta, pero con la memoria cargada de nuevos o desempolvados conocimientos sobre la historia de Agustín Codazzi, el viajero incansable con corazón de geógrafo que recorrió palmo a palmo parte del territorio a lomo de mula.

Agustín Codazzi en datos (*)

·         12 de julio de 1793: nace en Lugo (Italia)

·         1815: después de la batalla de Waterloo, se dirige hacia Constantinopla donde se encuentra con el capitán Constante Ferrari para emprender un viaje por el norte de Europa

·         1819: conoce en Bogotá a Simón Bolívar. Debido a su convicción republicana desempeña diversos cargos militares en Venezuela

·         1829-1830: luego de la disolución de la Gran Colombia, José Antonio Páez, General en Jefe de la Independencia de Venezuela, le encomienda el levantamiento de un mapa de su país

·         1830-1840: en su condición de “oficial facultativo”, nombrado por el gobierno de Venezuela, realizó un exhaustivo y gran trabajo en el país vecino

·         1841: edita en París un resumen de la geografía de VenezuelaTambién publica el atlas físico y político de la República

·         1849: continúa su labor de cartógrafo en la Nueva Granada (Colombia). Presidente Tomás Cipriano de Mosquera le propuso hacer un trabajo similar al de Venezuela

·         Se comprometió a realizar en seis años una descripción completa del país y levantar un mapa corográfico de las 36 provincias

·         1850: con varios especialistas a su cargo, formaron la Comisión Corográfica, la cual tuvo como objetivo registrar los recursos naturales de la Nueva Granada y hacer la cartografía de todo el país.

·         Lo acompañó Manuel Ancízar, político, escritor, periodista y profesor colombiano

·         En la primera etapa la Comisión Corográfica exploró los departamentos de Boyacá, los dos Santaderes, Antioquia, Chocó y Nariño, finalizando con Panamá

·         1854: Comisión Corográfica continúa en Valle del Cauca, Cauca, Meta, Casanare, Arauca, Caquetá, Huila, Tolima y Cundinamarca.

·         1858: comienza a trabajar en la parte norte, descendiendo por el río Magdalena hasta la laguna Zapatosa y río Cesar

·         1859: no pudo continuar con su labor, ya que el 7 de febrero murió en Espíritu Santo, actualmente Agustín Codazzi, al parecer por malaria

·         La Comisión Corográfica constó de 10 expediciones por toda la República entre 1850 y 1859. Después de 40 años se llegó a publicar el último de sus mapas

·         Murió a los 66 años en la casa de bahareque y palma donde habitaba, la cual con el tiempo la tumbaron para edificar la Casa de la Cultura Municipal ‘Mercedes Rivero De Brito’, la que también fue derribada

·         Fue sepultado primero en la población de Espíritu Santo, pero más tarde una persona desconocida exhumó sus restos y se los llevó para la iglesia San Juan De Dios de Bogotá

·         Su esposa, la venezolana Araceli Fernández De La Hoz, ordenó trasladar sus restos a la Catedral de Valencia, Venezuela

·         En 1942, el gobierno de Venezuela los depositó en el Panteón Nacional de Caracas, lugar donde actualmente reposan

(*) Con información de Geoinstitutos, portal que reúne información de todos los Institutos Geográficos y Cartográficos de América Latina, España y Portugal

 

Última actualización Lun, 07/16/2018 - 10:07